GUY MONTAG TRAS LOS LIBROS DE HISTORIA.

(Img.) Escena de la de la película Fahrenheit 451 de François Truffaut (1966)

Guy Montag es el personaje principal de la novela Fahrenheit 451 de Ray Bradbury. A manera de síntesis, la novela de Ray Bradbury nos sitúa en el contexto de una sociedad autoritaria donde la represión está a cargo del Cuerpo de Bomberos, convertidos en una suerte de nueva policía al servicio del Gobierno. Bomberos encargados  de  crear el fuego en vez de combatirlo. Con un rol opuesto al que conocemos, han sustituido el tifón de agua por el lanzallamas para quemar y destruir libros. Su misión es básicamente acabar con el Patrimonio Literario de la humanidad que, según el gobierno del momento, impide que el pueblo alcance la felicidad.
(Img.) Escena de la de la película Fahrenheit 451 de François Truffaut (1966)
Por un informe de la OCDE,  se está discutiendo en Chile a nivel legislativo una supuesta “revolución educacional”, idea que nace en las autoridades de turno, las que han planteado como eje fundamental  de esta “revolución educacional” la disminución de las jornadas de Historia, Ciencias Sociales y Educación Tecnológica con el fin de incrementar las de Lenguaje y Matemática, principal debilidad del sistema educacional chileno, según estándares y encuestas internacionales. 
Sin duda, esto es un problema estructural de la educación pública chilena, a las serias dificultades de hábitos y comprensión de lectura que posee la población en general, se suma la eliminación recientemente de las horas de filosofía.

ES LÓGICO QUE CANTIDAD NO SEA IGUAL A CALIDAD.  
Según David Silva Labra Máster en Psicología Educacional, consultor en educación
Si se compara el porcentaje de horas que cada país dedica a la enseñanza de las Matemáticas y el Lenguaje, se observa lo siguiente.

El tema es relevante, pues Chile es un país que no tiene, comparativamente, menos horas dedicadas a la enseñanza; sino, muy por el contrario, tiene una cantidad de horas para tales fines mucho mayor que el resto de los países de la OCDE en los dos grupos de edad que se han señalado (9 a 11 años, y 12 a 15 años). Según el mismo informe de la OCDE: 
Chile tiene bastante más de horas al año dedicadas a la enseñanza de la matemática. Respecto a Lenguaje se observa que tiene sólo 4 horas menos en comparación con Suecia y 19 horas menos con el promedio de los países de la OECD estudiados para el grupo de estudiantes de 9 a 11 años. Respecto al grupo de 12 a 14, Chile tiene 23 horas menos que Suecia, pero 3 más que el promedio de los países de la OECD.

Considerar que el informe de la OCDE señala otras variables críticas que hasta el momento han sido escasamente consideras, por ejemplo el número de estudiantes por sala de clase (Chile es el país estudiado que más tiene) y la cantidad de tiempo lectivo de cada profesor (los profesores chilenos son unos de los que menos tiempo tienen para actividades de planificación, evaluación, estudio, capacitación, entre otras necesarias).
Si bien porcentualmente Chile dedica una parte más pequeña de su jornada a la enseñanza de las Matemáticas y Lenguaje, la cantidad total de horas al año es mucho mayor en Matemática, y sólo en algunos casos levemente menor para el caso de Lenguaje (países como Finlandia, al que le va mejor, tiene bastantes horas menos al año en Lenguaje).
Es importante considerar que el informe de la OCDE señala otras variables críticas que hasta el momento han sido escasamente consideras, por ejemplo el número de estudiantes por sala de clase (Chile es el país estudiado que más tiene) y la cantidad de tiempo lectivo de cada profesor (los profesores chilenos son unos de los que menos tiempo tienen para actividades de planificación, evaluación, estudio, capacitación, entre otras necesarias). Articulo completo aquí

(Img.) Escena de la de la película Fahrenheit 451 de François Truffaut (1966)


ALUSIÓN A FAHRENHEIT 451
Los actuales esfuerzos por resolver los problemas estructurales de la educación chilena, ¿pasan por la disminución de las horas de historia? o es simplemente una escusa para resumir sus contenidos al entendimiento básico de los acontecimientos que han construido A este país. A la luz de la lectura de los datos del informe de la OEDC no se justifica la disminución de horas entonces la problemática a punta en otra dirección. En este sentido el discurso del ministro del interior Joaquín Lavín  carece de argumentación o de comprensión de los datos expuesto, en este informa cosa que sugiere que no apuesto importancia en las cosas que realmente importan.

Sintetizar y restringir los contenidos de los programas educacionales, en este caso los acontecimientos históricos recuerdan la educación del gobierno militar el cual prohibió autores de distintos ámbitos y limito versiones de la historia.
Finalmente si consideramos la novela de Bradbury como un hito en la reflexión sobre el libro, la libertad de pensar y actuar, de esta misma manera la disminución de las horas de historia termina siendo un atentado y una especie de censura a la libertad del conocimiento de las nuevas generaciones que se forman en el sistema de educación pública.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada